Publicado: 13 de Marzo de 2017

El diafragma es dentro de los músculos que participan en la ventilación el más importante, tanto en la inspiración donde trabaja activamente descendiendo el centro frénico para aumentar las dimensiones del tórax (ancho, largo y alto), como en la espiración, ya que, al relajarse y volver pasivamente a su posición de reposo activa la espiración.

El diafragma tiene forma de paracaídas, su superficie es convexa y constituye el piso de la cavidad torácica. Su parte inferior es cóncava y constituye el techo de la cavidad abdominal. Es la estructura que indica el final del tórax y el inicio del abdomen.

La porción muscular periférica del diafragma se origina en:

1) La apófisis xifoides del esternón.

2) Las últimas 6 costillas y sus cartílagos costales.

3) Las vértebras lumbares y sus discos íntervertebrales.

Desde sus diversos orígenes las fibras de la porción muscular convergen y se insertan en el tendón central (centro frénico), este tendón central se fusiona con la superficie inferior del pericardio y la pleura de los pulmones. De esta manera ayuda tanto a adquirir nuestro alimento principal (Oxígeno) a través de la respiración como a masajear nuestro corazón y distribuir líquidos orgánicos.

El diafragma tiene 3 aberturas principales a través de las cuales pasan varias estructuras del tórax al abdomen. Estas estructuras incluyen a la aorta que juntó a la vena ácigos pasan a través del hiato aórtico, el esófago acompañado del nervio vago pasan a través del hiato esofágico y la vena cava inferior que atraviesa el foramen para la vena cava inferior.

Los movimientos del diafragma también colaboran con el retorno de la sangre venosa que pasa de las venas abdominales al corazón. Junto con los músculos anterolaterales del abdomen ayudan a incrementar la presión intraabdominal para evacuar los contenidos pelvianos durante la defecación, la micción y el parto.

También ayuda a sostener la columna vertebral y evita su flexión durante el levantamiento de objetos pesados.

Por último mencionar que la contracción y relajación del diafragma genera un bombeo que ayuda a los órganos y glándulas abdominales a secretar los distintos jugos y favorecer el peristaltismo intestinal (movimiento intestinal) y la digestión.

 

 

 

 

Héctor Chávez Castellanos

QIKHRONOS Fisioterapia, Osteopatía & Acupuntura.

C/ Caracas nº6 Bajo Interior Izquierda (EFO).

Tlf: 646 76 35 80.