Publicado: 25 de Octubre de 2016


En este artículo quisiera mostraros los inconvenientes del uso abusivo de los tacones, en especial de aquellos que llegan a los 10cm o incluso los sobre pasan.


Aquello de “antes muerta que sencilla” puede traer consecuencias para la salud, en especial si hablamos del uso de un calzado inadecuado como pueden ser los tacones.


“Los tacones altos tuvieron un comienzo poco glamuroso, ya que, los pioneros fueron los carniceros en Egipto, que se los ponían para caminar entre las vísceras que se encontraban en el suelo”.


El pie es una estructura compleja algunas de sus funciones principales son:


1)    Punto de recepción en la marcha y la bipedestación,

2)    Asegura una correcta distribución del peso (carga) a través de todas las articulaciones y la superficie plantar.

3)    Influye a través de los numerosos receptores nerviosos situados en la planta del pie en una correcta propiocepción que asegura un buen equilibrio.

4)    También contribuye al retorno venoso, a través del llamado corazón plantar o suela venosa de Lejars, que facilita el retorno venoso periférico de las piernas al corazón.


Las numerosas lesiones que se pueden ocasionar a consecuencia del uso excesivo de tacones comienza por el cambio que sufre el porcentaje de la distribución del peso en la planta del pie.


·      Con el apoyo en plano supone un reparto aproximado de un 43% antepie 57% retropié (talón).

·      Con un alza de 4cm, 57% antepie 43% retropié (talón).

·      Con un alza de 6cm, 75% antepie 25% retropié (talón).

·      Con tacones de 10cm el porcentaje queda repartido de la siguiente manera: 90% antepie y 10% retropié (talón).


La consecuencia de esta distribución anómala del peso es el cambio del CG (centro de gravedad) del cuerpo, adelantándolo y situándolo sobre todo en la base del primer dedo. Esto producirá cambios estructurales y funcionales tales como:


·      Aumento de la superficie de contacto y desviación del primer dedo, lo que puede ocasionar hallux valgus, dedo en martillo e incluso neuroma de Morton.

·      Acortamiento de la musculatura flexora plantar, terreno propicio para desarrollar tendinitis aquilea y fascitis plantar. 

https://www.qikhronosfisioterapia.es/es/noticias-detalle/la-fascitis-plantar/

·      Desventaja mecánica de los ligamentos del tobillo, en especial los externos pudiendo aumentar las probabilidades de esguinces.

https://www.qikhronosfisioterapia.es/es/noticias-detalle/esguince-externo-de-tobillo/

·      Ligero flexo de rodilla y cadera lo que puede originar problemas, en el tendón rotuliano (tendinitis) y rótula (condromalacia), así como, patología meniscal por la nueva distribución del peso e incluso artrosis. En la cadera podemos encontrarnos acortamiento del psoas que puede resultar en dolores inguinales y lumbares.

·      Aumento de la curvatura fisiológica lumbar (hiperlordosis) y posible aparición de lumbalgias.

https://www.qikhronosfisioterapia.es/es/noticias-detalle/el-dolor-lumbar-o-lumbalgia/

·      Aumento del tono paravertebral, para luchar contra la nueva posición del centro de gravedad adelantado, la musculatura erectora de la columna aumentará su tono pudiendo producir dolores lumbares, dorsales e incluso cervicales.

·      Por último y no menos importante, al estar en una posición de búsqueda de equilibrio continuo nuestro balance y estabilidad pueden verse afectado ocasionando mareos.


Advertencia por usar tacones NO quiere decir que vayamos a desarrollar todas estas patologías, pero si aumentara nuestra predisposición a ellas.

 

PD: una moda/cultura difícil de cambiar, ya que, en un estudio realizado por una famosa marca de apósitos para los pies se reveló que el 48% de las mujeres no les importa pasar dolor con tal de ir glamurosas y en concreto en España un 10% de las mujeres está dispuesta a soportar un dolor equivalente a una migraña con tal de lucir sus tacones preferidos.


Héctor Chávez Castellanos

QIKHRONOS  Fisioterapia, Osteopatía & Acupuntura

C/ Caracas nº6, Bajo Interior Izquierda (EFO).

Metro: Alonso Martínez / Rubén Darío.

Tlf:  646 76 35 80.