La técnica de moxibustión, que consiste en la combustión de la planta artemisia o carbón (moxa sin humo) y la posterior aplicación de calor en los distintos puntos que describe la MTC (Medicina Tradicional China).

Existen diferentes tipos de aplicación para la moxa:

·      Directa, con cauterización del tejido (hoy en día no utilizada por los daños tisulares y riesgos).

·      Semidirecta, es decir, con una separación física entre la emisión térmica de la moxa y el receptor (la piel del paciente), como pueden ser rodajas de Jengibre, ajo, sal gruesa, etc.

·      Indirecta, es decir, con una separación espacial entre la emisión térmica de la moxa y el receptor (la piel del paciente) que a de ser de unos 3cm.

Esta técnica indirecta es mucho más segura y su correcta aplicación no deja señales en la piel, es más, ha demostrado ser muy eficaz para tratar dolores, especialmente los crónicos, aun que, también están descritos sus efectos beneficiosos en otras patologías como son dismenorreas (dolores menstruales), colitis ulcerosa, estreñimiento, inmunomodulación, etc.

Esta técnica se ha desarrollado durante milenios en las diferentes medicinas tradicionales orientales, pero es en la MTC donde se encuentran sus orígenes.

Con la moxa es posible aplicar calor sobre una zona muy pequeña y precisa del cuerpo (puntos de acupuntura), multiplicando la eficacia y los efectos beneficiosos que tienen otras técnicas de termoterapia.

El método de moxibustión permite activar los receptores térmicos de la piel y de esta forma provocar respuestas de modulación del dolor a nivel medular. Para calentar los puntos de acupuntura, se pueden emplear “puros” de artemisa, conos, o combinar la aplicación con aguja (aguja térmica).

La duración del tratamiento y la distancia entre la moxa y el punto de acupuntura son factores importantes que determinan la eficacia y seguridad del mismo. La duración a la exposición de la moxa en un principio esta condicionada por la sensibilidad del paciente (cualquier alteración de la sensibilidad será contraindicada su aplicación) quien avisará cuando la sensación térmica aumente, en ese momento retiraremos la moxa unos segundos para que los termorreceptores de la piel se calmen y podremos volver a aplicarla, siempre que no  superemos los 10-15 minutos y la distancia apropiada entre la moxa y la piel sea de unos 3cm.

La hipertermia se define como una temperatura central corporal superior a 37,5ºC a 38,3ºC, cuando la temperatura ambiente es más alta que la temperatura corporal, el calor se transmite a través de conducción, convección o radiación.

Los efectos terapéuticos generados por el calor que emite la moxa incluyen aumento de la extensibilidad del colágeno lo que se traduce en mayor flexibilidad de los tejidos, la vasodilatación y aumento del flujo sanguíneo en la zona aplicada, mayor llegada de nutrientes, oxígeno y aumento de la actividad inmunológica para promover la regeneración.

La temperatura de la hipertermia superficial en la piel se puede mantener en 40ºC-45ºC, aun que se recomienda entre 37,5ºC a 40,5ºC, algunos estudios muestran que alcanzar los 44,5ºC-46,5ºC activa las fibras nociceptivas en la piel y otros estudios hablan de un máximo de 50ºC.

Efectos de la moxibustión desde el punto de vista de la Medicina Tradicional China:

·      Calienta los canales y dispersa el Frío y la Humedad: abre los canales permitiendo que estos factores patógenos se eliminen.

·      Sustenta el Yang y consolida la energía vital.

·      Transporta el Qi y la Sangre, pudiendo movilizar éstos de una parte a otra del cuerpo, según lo que se desee tratar.

Efectos fisiológicos de la moxibustión:

·      Aumenta el metabolismo y la función orgánica interna.

·      Estimula la circulación sanguínea y activa la generación de eritrocitos y leucocitos.

·      Aumenta la extensibilidad del colágeno, mejora la flexibilidad de los tejidos.

·      Reequilibra la función del sistema nervioso, y mejora su capacidad de autorregulación.

·      Aumenta la temperatura corporal y provoca la dilatación de los vasos sanguíneos.

·      Aumenta el aporte de oxígeno y nutrientes en la zona.


 

Héctor Chávez Castellanos

Qikhronos  Fisioterapia, Osteopatía & Acupuntura

C/ Caracas nº6, Bajo Interior Izquierda (EFO).

Metro: Alonso Martínez / Rubén Darío.

Tlf: 646 76 35 80.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted